jueves, julio 03, 2008

Adios al Palais Concert ( y al Cerebro)

La generóloga me contó hace algunos meses que había ido al Palais Concert, y que ahí estaba asegurada una noche de parranda, testimonio vívido de los cambios y aperturas tanto de Lima cuadrada como de las rutas que toma aquel enfoque en busca de diversión.

Reincidente, tras una noche de pisco, porfiaba yo que lo que ahí funcionaba era "El Cerebro".



No sospechaba que el segundo piso -en la esquina del Jirón de la Unión y Emancipación - había sido adaptado con luces y sonido, y la deliciosa rubia heladita, con el grupo 5 y demás canciones buscando el olvido y la revancha, mientras en el espacio público se discutía la memoria y el perdón.



Tampoco sabía que habría de celebrarse ahí reuniones en busca de la liberación de Víctor Polay, líder emerretista encarcelado en la base naval. Ni sospechaba las deudas que podían tener los arrendatarios de los espacios discotequeros y los inquilinos en general de ese inmenso edificio verde que provocó un "El Perú es Lima, Lima es el Jirón de la Unión, el Jirón de la Unión es el Palais Concert y el Palais Concert soy yo" frase que adorna la tradición limeña.

Pero el 30 de junio los lanzaron con la juerga para otro lado.




Mesas, montones de sillas, colchones, refrigeradoras, congeladoras, balones e innumerables cajas de la deliciosa rubia fueron retirados de estas discotecas típicas del Jirón de la unión. Una vez más sin Palais Concert, y quien sabe cuanto tiempo, sin Cerebro.



El movimiento de desalojo no solo abarcó las discotecas sino también todo el gran edificio verde que hospedaba a muchos otros inquilinos.

8 comentarios:

ocraM dijo...

QUEEE??' PERO CEREBRO ERA TAN TRADICIONAL COMO EL PALAIS CONCERT!!!!!!

Anónimo dijo...

QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

NOOOOOOOOOOOO

ya no habrá domingos por la tarde con las panchitas y los cabitos, el Grupo 5 y los ochenteros

NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

QUE VUELVA EL PALAIS CONCERT!!!!!!!!!1

Angela Espinoza H. dijo...

No lo puedo creer... Qué pena

Raulín Raulón... dijo...

Aguanta, ¿qué pasará con ese edificio? Me tranquiliza que sea parte del centro histórico y esté protegido hasta donde sé...

Por un momento, por lo de la zapatería, lo confundí con el edificio de La Prensa, la "cueva de Baquijano", de la acera de enfrente.

Cerraron Cerebro, ¡¡¡HORROOOOOR!!!

i r i s e s dijo...

Alguna vez, luego de leer las historias de Colónida, me provocó volver al viejo centro y al Palace Concert con sus damas vienesas.
Igual, después de chequear esa mala recopilación turística, Lima bizarra, me provocó ir en busca de Cerebro discotec.

Pero nada, muy lejos, muy freak (ambos). A ninguno fui.

Supongo que es cosa de tiempo, de momentos.

El Palace con sus dulces de almendra, sus intrumentos de cuerda y sus poetas a discreción. No es ni será mejor, que Cerebro con sus gringos despitados, sus rincones oscuros y sus putas misias.

Es pura tradición, que como tal, cambia, muta.

¿Quién vendrá ahora? Alguien tan bueno como los predecesores, ojalá...

Berenjena dijo...

- Vamos a ir ahí ya?

Y fuimos ahí cuando los estaban desalojando.

http://www.youtube.com/watch?v=eTWY2HK99lA

Mi edición tardona, xq me han quitado la máquina a cada rato...

En fin, nos quitaron la juerga a la que dijiste llevarme.

Vladimir Terán dijo...

Le he hecho un enlace a este post aquí:

http://vladimirteran.blogspot.com/2008/08/el-color-del-dinero.html

Saludos

jose mendoza dijo...

como es posible que compares el cerebro con el palais concert..... cundo eso no era mas que un antro en donde se perreaba e iban toda la chikillada a buscar un espacio oscuro para divertirse,.... el palais concert era un punto de encuentro para toda la casta intelectual de aquellos tiempos... me parece que no se puede comparar uno con lo otro.... pues el palais concert seguira alli hasta que alguien se decida a ahcer algo.... ojala y no perdamos esa gran tradicion... como tantas cosas que por olvido los peruanos y en especial los limeños hemos perdido.... saludos.