domingo, mayo 10, 2009

Adiós a los ratones de biblioteca

Tres actos de un montaje subversivo contra ese producto de actitud recalcitrante, 560 años después de la imprenta.

Acto 1

Ella saca su celular de papel, no es la última locura de Nokia después del N97, sino un monocromático y económico Motorola F3 Motofone. "Mira", me susurra al oido para ejecutar la primera acción que profetiza la próxima debacle. Retira la batería , y seguimos leyendo el sms en la pantalla: "El libro ha muerto", en tinta electrónica. O papel electrónico como lo llama wikipedia.

Acto 2

Amazon, que empezó en 1994 vendiendo libros y que hoy es una empresa líder con miles de ventas diarias de cualquier producto, ha lanzado una nueva versión del Kindle. Este no es el asesinato en masa del producto origen del imperio, esta es una estocada más a la impresión de periódicos y revistas.

Acto 3

Caminábamos por Miguel Dasso, con la semilla de la destrucción, ese Motorola F3 de papel electrónico, que hasta hace unos días suponía yo privilegio de la generación Kindle que predicaba el fin de Gutemberg. Y allí estábamos, la biblioteca de viejos ejemplares vacía y un Kindle de señales y pelos. De ojos proféticos. Adiós a los ratones de biblioteca.

1 comentario:

Luis A dijo...

Manolo, que loco. Ese fono yo me lo compre en México. Compré el fono mas barato que vendían para tener un chip para mi iPhone. A veces lo usaba cuando iba al estadio y no queria arriesgar mi iPhone.
No sabía que usaba la tencologia del Kindle, y por otro lado fue el teléfono mas horrible que he usado en mi vida. Mi primer celular de hace como 10 años era mucho mejor que este teléfono comprado en el 2008. Esos caracteres grandazos, la interfaz de usuario es pésima. Realmente insufrible.