jueves, abril 24, 2008

Dé botes, esfera

Después de colgarle al primo y antes de que vuelva a sonar el celular...
Rebotando en el aguacero.
Este post quizás debiera estar en la tristeza, pero asomó la alegría
escuchar dio botes
contra el techo
no como para fracturarme la cabeza
pero sí como
re
sentir un día nublado, quiñones,
abrigados y sentir la niebla.



ordeñando un arcoiris.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Como gota a piedra que horada.
Coincido plenamente en ahogarme en los mares de tu partida. Que es lo único cierto y existente. La partida. Un recuerdo triste y alegre. Un recuerdo. Un pasado. Una arena que se escurre entre los dedos y no puede volverse a encontrar. Cuidar el corazón herido, sangrante.

Berenjena dijo...

Seré algún día aquello?
o serás algún día todo aquello?

me atormentaba el futuro...
estoy aprendiendo a vivir del presente

me remordía la conciencia el pasado...
aprendiendo a vivir el presente

aprendiendo a no temer ver el sol y quedarme ciega